click for Chilworth home click for DEKRA Insight home

¿Se convierte en fabricante el usuario que hace modificaciones en una máquina? No necesariamente. En estos casos siempre se plantea la duda de si se trata una modificación “sustancial”, con la particularidad de que, a la hora de la verdad, casi nadie sabe decir en un caso concreto si realmente se trata de una modificación merecedora de este calificativo. Cuando un usuario se plantee hacer una modificación a una máquina, lo ideal es encargarla al mismo fabricante de la máquina. Pero hay multitud de razones que pueden hacer inviable ese camino. En tal caso, lo realmente importante es que la modificación esté bien hecha, es decir, que la máquina que nació cumpliendo la directiva la siga cumpliendo toda su vida útil.

Para tener la seguridad de ello y poder demostrarlo si procede, el usuario debe tener una documentación técnica que avale los cambios, documentación que es equivalente a la que habría de tener el fabricante de la máquina si se le hubiesen encomendado a él los cambios.