click for Chilworth home click for DEKRA Insight home

Durante la evaluación de procesos, y mediante el método seleccionado, se identificarán los riesgos causados por errores humanos, fallos de instalaciones y sistemas, etc.

Durante las sesiones de análisis, el equipo utiliza la Seguridad del Proceso (PSI) para evaluar las consecuencias de posibles desviaciones del proceso de su funcionamiento normal, asumiendo que las salvaguardas existentes no funcionaran según lo previsto.

Una vez se han evaluado las consecuencias se elabora la clasificación de riesgos para decidir qué salvaguardas son necesarias para reducir la probabilidad a un nivel aceptable para la empresa que realiza la operación. Las salvaguardas incluyen medios ingenieriles, como funciones instrumentadas de seguridad (SIF o enclavamientos), y controles administrativos, como procedimientos o alarmas.

Las recomendaciones también pueden incluir una evaluación en mayor profundidad de los SIF, utilizando las normas ISA 84.01 e IEC 61508/11 para realizar estudios de Nivel de Integridad de la Seguridad (SIL), utilizando, preferentemente, LOPA.

La metodología LOPA incluye el análisis separado de frecuencias de inicio de, teniendo en cuenta las frecuencias de fallo documentadas, la probabilidad de fallo estándar de las salvaguardas existentes de un proceso y su comparación posterior con los criterios de tolerancia de riesgo que ha decidido establecer la compañía que realiza la operación.
Según los resultados de este análisis, el grupo puede decidir proponer salvaguardas adicionales.